Cuidado con lo que te gusta

A la relamida frasecita de “para gustos, los colores” dentro de poco vamos a tener que añadir “los castigos”. Al menos a juzgar de lo que está empezando a suceder con nuestro comportamiento en la red de redes sociales, Facebook. Porque si ya sabíamos que algunas empresas utilizan perfiles falsos para espiar nuestro comportamiento, analizar nuestra candidatura de empleo, o directamente censurar el acceso con la red de trabajo a esta inmensa red de comunicación y entretenimiento, ahora le debemos sumar lo que ha dejado de ser excepción para convertirse en regla: el despido.

Este fin de semana hemos podido leer en varios medios escritos y online la noticia acerca de lo que se ha denominado “el caso Facebook de libertad de expresión”. Una apelación judicial contra el despido de seis miembros de la oficina del sheriff B.J. Hampton quién, alegando un “trabajo insatisfactorio” por parte de aquellos, purgó a estos empleados por haber apoyado explícitamente en Facebook la candidatura a la reelección de un sheriff rival, con un click al “Me Gusta” en la página de este último. La agrupación de libertades civiles ACLU (American Liberties Civil Union) argumentó, al personarse en este caso, que el botón de “Me Gusta” de Facebook es una forma de libertad de expresión protegida por la Primera Enmineda de la Constitución norteamericana. Según ellos, similar a llevar una pancarta en un acto político.

Este episodio más o menos anécdotico, pero con un potencial de enorme trascendencia en un país tan basado en la jurisprudencia a la hora de ejecutar justicia, apunta maneras colosales. Ante todo, da carnaza a esa legión de paranoides que ha convertido las redes sociales en un huerto privado en el que no basta con ser amigo para ver, compartir y comunicar lo que sentimos y hacemos en este mundo. Segundo, demuestra la vigencia imparable ya no sólo de Facebook – en vías de sufrir una metamorfosis radical y empresarial antes de lo que imaginamos – sino de la hiperconectividad de nuestras vidas. Al final, aquella cita de Arthur C. Clarke acerca de que “hay dos posibilidades: o estamos solos en el universo o no lo estamos, y las dos opciones son igual de aterradoras”” se refería a nuestro planeta… Tercero, nos recuerda que los ciudadanos son garantes y merecedores de unos derechos inalienables que, a pesar de lo que intentan manchar las clases dominantes, son más de este siglo que nunca. Véase la liberta de expresión.

Poder comunicar, compartir, difundir, bromear, criticar públicamente y sin miedo sobre lo que pasa, emociona, agrede, inspira, y al final nos hace mejores es parte de nuestro ser individual y grupal en las redes sociales, o lo que algunos llamamos simplemente nuevos medios. Poder hacerlo sin miedo a la represión, a las consecuencias, va a ser sin duda alguna caballo de batalla en los años venideros, Porque si un sheriff déspota se comporta de esa forma, imaginemos qué se remueve en las tripas de aquellas corporaciones que se ven cuestionadas, aquellas marcas que se ven señaladas, y todas aquellas autoridades de gobierno que reciben la opinión crítica del resto de la ciudadanía. Si les damos la capacidad y la ocasión justificada legalmente de hacerlo podemos preparanos para una nueva era de oscuridad y miedo a la delación…

Es cierto que ese temor al “me gusta” me ha hecho pensar también en la conexión culpable y atemorizada que en algunas culturas se ha hecho acerca de la verbalización de nuestros gustos y placeres. A veces elevados a la categoría de pecados… Socialmente, decir ME GUSTA en voz alta es casi de mala educación, y perverso (o sexual) en el idioma español. Por eso apenas decimos lo que nos gusta,. y puede que Facebook nos esté ayudando a expresar alegremente lo que nos gusta, compartirlo con los demás, sea un perrito haciendo piruetas, un macizo o maciza en la playa, el comentario de un amigo, sus fotos de cachondeo, o este mismo texto que estáis leyendo… No dejemos que nos quiten el gustazo de decir lo que ME GUSTA por miedo a que nos despidan, el que dirán, o sencillamente no dejemos que ME GUSTA se reserve a las paridas y foticos curiosas que tanto éxito cosechan en Facebook. Un medio de comunicación puede ser lo que queramos que sea, pero ante todo un espacio de libertad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s