Documenta Madrid: Realidad.es ausent.es

Ayer noche, tras el visionado de The staircase 2 de Jean-Xavier de Lestrade, uno de los pocos finales felices que he visto en el cine documental últimamente (aunque pueda surgir una tercera parte si la injusticia se desata en contra de Michael Peterson), cerré mis días de Documenta Madrid 2013, que he comentado en un par de ocasiones en La Pimienta, la sección magazine de elplural. Mi carrera devota para ver la secuela de la serie original The Staircase se tradujo en una aparatosa caída en bici, al esquivar un grupo de simpáticos domingueros de Madrid Río. Pero de eso no tiene la culpa el documental ni mucho menos este festival en fase de reinicio. Sin embargo, en el regreso pausado a casa, mientras pedaleaba, una idea me sobrevino por segunda vez: la ausente realidad crítica en los documentales españoles seleccionados.

La primera vez que tuve la inquietud sobre estas realidades ausentes fue al observar las diversas secciones, competitivas y no competitivas, y las producciones españolas seleccionadas. Haciéndome eco de la definición que una vez escuché e incorporé como propia de que “un festival de documentales es algo así como el catálgo de los males actuales del mundo”, aplicando la idea a España podríamso pensar que efectivamente TODO VA BIEN. O tal vez que a pesar de los numerosos problemas y las incontables historias personales detrás de ellos, no se han hecho buenas películas sobre ellos.

En los pasillos y en los círculos de amigos, al comentar esta curiosa sensación festivalera, la reacción predominante es que al tratarse de un certamen aupado por el Ayuntamiento de Madrid era comprensible no encontrarse ninguna denuncia fílmica de la sangrante realidad española. Porque si uno se asoma a los múltiples proyectos lanzados desde la independencia del crowdfunding, o las proyecciones en circuitos de asoaciaciones o colectivos ciudadanos, esa realidad existe. Incluso en los reportajes del venerado Évole… que ya sabemos distan mucho de ser documentales. ¿O sí lo son, puesto que queremos abrazar la etiqueta del “cine de lo real”?

Desconozco los valores cinematográficos de la película galardonada con el Premio Canal+, el documental “Pepe El Andaluz“, dirigido por Alejando Alvarado y Concha Barquero que no pude ver en estos días, y que aborda la memoria familiar entorno al abuelo del realizador, y los vínculos con la Guerra Civi y la emigración española a Argentina. Por otro lado, el director italiano Alessandro Pugno abordaba el escabroso asunto del Valle de los Caídos en su film A la sombra de la cruz asomándose a la escuela que forma parte del repugnante recinto monumental fascista. Si pude acudir al ejercicio de costumbrismo estilizado de El invierno de Pablo, de Chico Pereira, que por desgracia no me ayudó mucho a repetir mi asistencia al ciclo Panorama. Aunque luego te encuentres la incursón más valiente a nuestros temas en una pieza de cámara como Terra de Ninguem (Salomé Lamas) y los recuerdos garra del ex-mercenario GAL llamado Paulo…

Como persona que ha hecho documentales y sigue persiguiendo sombras para hacerlos intento no olvidarme de la fantástica frase de Frederick Wiseman: “el director de documentales es la persona con más ego del mundo y siempre piensa que sus documentales son mejores que los que hacen los demás”. Conviene evitar esa trampa y hago lo imposible para ser mejor espectador que director: tarea fácil con una gota de modestia. Pero entiendo perfectamente la huida a la poesía, incluso la abstracción, que la gran mayoría de cineastas documentales españoles está encarando con sus temáticas. La dependencia financiera versus el heroísmo personal es una balanza muy complicada. Pero, ¿donde quedan nuestras realidades?

Tenemos chicha de sobra para retratar lo real: deshaucios, educación, aborto, sanidad pública, bancos, sobres y corruptelas varias, energía eléctrica, dopaje son temas del todo atractivos para hacer buen cine documental, con buenos personajes y alcance social. No puede ser que todos seamos poetas de la magen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s