Lakino: con amor desde Berlín

LOGO_lakino_1Puedo aseguraros que no era mi intención hablaros solamente de mi vida contemplativa en el crowdfunding, pero en las últimas semanas no paro de encontrarme buenas noticias en este big bang global que me gusta compartir por aquí (quizás por la bendición de agosto o precisamente por su culpa). Es el caso de la campaña iniciada por el festival berlinés de cine latinoamericano LAKINO, que en estos momentos está a 25 días vista de su finalización en My Major Company. Por el momento sólo han conseguido 450€.

Para ser sinceros contaba con una pequeña ventaja para fijarme en ellos: conozco su existencia prácticamente desde el inicio gracias a mi querido amigo Seba (chileno-berlinés) que les ha apoyado y empujado desde el minuto 1, en varios de los frentes en los que este hombre anda siempre metido (incluidos los restaurantes y clubs de la incansable capital alemana). Pero, ¿qué pinta un festival berlinés en una plataforma de crowdfunding española? Y aún más, ¿cómo conseguirán despertar el interés de una masa microfinanciadora tan caprichosa e impulsiva como la española (y quizás latinoamericana)? Pues para que estas líneas no sean solamente un monólogo me puse en contacto con ellos y les lancé algunas preguntas. Al habla vía conferencia Skype están Gabriela Flores, del equipo de programación y producción, y Martín Capatinta, Director del festival.

Inevitable empezar por el dinero: se han planteado un objetivo de 10 mil euros, y la cosa ha empezado muy muy floja. ¿Preocupados? “La verdad es que estamos muy tranquilos”, me explica Gabriela, “aunque justo estamos revisando nuestra estrategia y vamos a ponernos a trabajar en ello en los próximos días. De todos modos, todo el mundo que nos ha asesorado dice que la mayor parte del dinero se recauda en la última semana“. Una semana que corresponde con el período vacacional más desierto del, eso sí, más que parado país llamado España. ¿Cómo se les ocurrió meterse en este lío? Lakino, me explican, es un festival que no recibe ninguna subvención pero que en su proceso de crecimiento pretende llegar a España, donde esperan inaugurar un festival propio en 2014, con lo que esta campaña sirve también de difusión y calado entre los profesionales y aficionados al cine latino de nuestro país. “Buscamos películas hechas por latinomericanos”, matiza Martín Capatinta, “o sobre la realidad latinoamericana, así que el alcance es aún mayor y puede tocar películas de cualquier nacionalidad e incluso idioma”.

Hablando de conexión española es inevitable hablar de la legión de españoles emigrados a Berlín durante la crisis de empleo (y mucho más, lo se), que sin duda podrían ser espectadores y colaboradores de Lakino: pero, sinceramente, veo difícil animar a los españoles a viajar a Berlín para las proyecciones, excepto quizás  los realizadores y cortometrajistas que pueden ver en el festival un plan perfecto de promoción y diversión. “La verdad es que somos un equipo de 20 voluntarios entre los que hay gente de España, gente que se ha sentido atraída”, me comenta Gabriela, ” pero sobre todo buscamos el público que nos sigue, cada año”.

Hay que explicar que, en realidad, My Major Company no es solamente una plataforma española, ya que procede de un recorrido exitoso en Francia, y en España con el apoyo de PRISA (empresa detrás de El País y la cadena SER). Pero les pido que me expliquen como hicieron para decidir plataforma: “en realidad fue Borja Prieto (Director de My Major en España) quién nos lo propuso, porque nos conoce muy bien, y nos ofreció apoyarnos en la campaña”. Sin duda, un factor que está atrayendo a algunos crowdfunders a esta plataforma que se está caracterizando, tal vez, por un tipo de proyectos más comerciales (como fue la campaña de la cantante Soraya para su nuevo videoclip). El propio Borja nos iba a comentar esta decisión suya respecto a Lakino pero le pillamos justo marchándose de vacaciones y no puedo remitir las respuestas…

Más allá del optimismo del equipo LAKINO el asunto está difícil: 10 mil euros son muchos mecenas y al parecer la comunidad fiel del festival no ha reaccionado a la primera llamada, que según los expertos a veces es casi dos terceras partes de la financiación colectiva. Les lanzo el espinoso asunto de las recompensas, que en su caso no han estado bien planteadas. El dinero que piden es para los derechos de proyección de las 30 películas, y sin embargo no se ofrecen entradas o abonos o accesos especiales más allá de la inauguración. Gabriela y Martín me revelan sus expectativas: “creemos que la mayor parte de la gente participará con 10 o 20 euros como máximo, y ya que las proyecciones serán con un sistema de -name your price- no podemos vincular las recompensas a entradas…”.  Por no hablar de las menciones de los mejores mecenas antes de cada proyección, según estas recompensas. ¿Se convertirá esto en un nuevo suplicio, peor que los patrocinadores o anunciantes en los festivales de antaño? Gabriela ríe pero prefiere no comentar.

Me gustaría animaros a compartir, apoyar y participar de esta inciativa. Puede que no lo consigan en esta primera ronda, pero algo me dice que en los próximso años vamos a oír hablar mucho de LAKINO, tanto en Berlín como en España, y sea por interés o amor verdadero, merecen una caricia sincera. Y como dice el refranero ibérico “Obras son amores”, o sea que toca rascar el bolsillo. Yo espero disfrutar del festival el próximo mes de octubre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s