Perder es ganar

El fútbol es fútbol. Pero votar no es fútbol. Tras ver y participar durante este fin de semana en dos de los mayores espectáculos humanos de nuestro tiempo, la final de la Champions y las Elecciones Europeas, he vuelto a escuchar y leer reflexiones de toda condición sobre lo vivido. No es nuevo comparar la política con el fútbol, y tampoco lo es negar la derrota para convertirla en victoria. Pero a pesar de que los futbolistas y técnicos del balompie aman reducir una lucha a veces épica a un simple “el fútbol es así” hay quienes aman sacar lecturas y análisis mas complicados a lo ocurrido, tal y como se hace en la política. Al final, es tarea que engrandece a los perdedores y quienes les apoyan sacar victoria en la derrota… cuando existe. Porque hay ganadores que saben que ha llegado su hora final. Me explico.

El sábado noche un equipo llamado Real Madrid inscribió su lugar en la Historia del deporte al convertirse en el justo poseedor de una hazaña: diez copas de Europa o de la Liga de Campeones. Mi equipo, el Atlético de Madrid, que desde que me comprometí a seguirle y apoyarle activamente me ha dado alegrías y un placer que hasta ahora me había negado (escondido en el desprecio al entretenimiento de masas, o desde el madridismo superficial de mi familia que sólo saca pecho en las victorias), ha logrado a su vez una derrota heroica. Peleó y tuvo al gigante merengue contra las cuerdas, a pesar de llegar con sus paladines heridos (Diego Costa, Arda Turan , Raúl García, incluso Filipe Luis), y a pesar de llegar a la  batalla con el laurel de Campeón de la Liga española 2013-2014. Queríamos más, lo tuvimos y se escapó. Por segundos, y nada más. Tal y como demuestra en cada comparecencia pública ese caballero llamado Cholo Simeone la victoria está en el resultado final. Ganar es ganar, y el fútbol es ganar. Pero él y sus jugadores, la hinchada, y el mundo entero saben que este año han sido los ganadores de lo que han conquistado, y los vencedores de todo lo demás con su mensaje del esfuerzo continuo, de la modestia, el respeto hacia cada adversario, la estrategia de vencer molestando incluso en la derrota, ganar en corazón y futuro. En cierto modo con el mismo mensaje del antiheroe cinematográfico Eddie Felson (El Buscavidas, El Color del Dinero) se puede perder con la cabeza alta, diciendo: “no importa… porque he vuelto”. El Aleti ha vuelto y puede perder la Champions porque el año que viene volverá a estar ahi, acosando, mordiendo, y el ganador o campeón actual le toca defender su reinado. Y en cuestiones de competición siempre es mejor atacar que defender.

Querer es poder… y se puede

Ganar perdiendo es lo que ayer noche tragaban los dos partidos (hasta ahora) mayoritarios de la política española. Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español suman siete millones y medio de votantes, sobre 16 millones de votos realizados. Como se trataba de mandar diputados al Parlamento Europeo no deberíamos fijarnos tanto en quién gana en España, y resulta que los mal llamados Populares Europeos (PPE) ya no lo son. Puede que sean el grupo más numeroso pero sólo tienen el 28 por ciento del poder en esa cámara. En nuestro país, con cuatro millones y pico de votantes se demuestra que el PP tiene una hinchada fiel, pero ya no es suficiente. Lo mismo le sucede al PSOE, que más allá de sus incansables no consigue convencer, y mucho menos vencer a su contrincante.

En política siempre parece que ganan todos. Los más que discutibles enamorados del voto en blanco, en mi opinión pajilleros democráticos, dicen que han ganado. Sus trescientos sesenta mil votos no sirven para nada más que para sus tocamientos y goce individual. Los populares y socialistas miran sus números gordos y se ven ganadores, unos por ser los más votados y otros por que los más votados han perdido más votos que nunca, que es lo que alimenta su espíritu político. Es decir, el autobús de Mourinho… Pero que no nos engañen: en mi opinión, a pesar de no haber contado con mi voto, los ganadores son unos perdedores de lujo: Podemos. Son 1245948 de personas, más los que les rodean y pueden sumarse al juego democrático. Sin entrar en más análisis han cumplido su única y mayor promesa: entrar y molestar. Como el Atlético del Cholo en sus primeros partidos. Romper la hegemonía aburrida y fatalista del pensamiento único. Real y Barça son como PP y PSOE. Poder y dominación en alternancia, con colores cambiantes, pero más de lo mismo.

Ser atlético no es ser de Podemos (nota: queda por definir un sustantivo de grupo para este nuevo partido, ya que posibilistas es demasiado chirriante). Nada es idéntico a otra cosa. La diversidad nos hace más ricos y desde luego más libres. Pero ambos han abierto una luz de en un momento social anquilosado y deprimido por conveniencia. La clase dominante, el grupo humano que detenta el poder siempre desprecia a quién más daño le puede hacer. Y esa es la ocasión. La lección además es otra. Para demoler hay que arrimarse, ensuciarte las manos, estudiar, trabajar. Votar en blanco es no comprometerse, y comprometerse es perder y ganar, y sobre todo crecer. Asi que enhorabuena a esos nuevos votantes de Podemos (nuevos por ser la primera vez del partido) que han descubierto la victoria en la derrota de su partido. Hablando de nuevo en términos de fútbol ya están en Champions. Queda mucho trabajo por delante, mucho partido a partido, y aquellos que les observamos desde la rivalidad debemos aplaudirles. Aprenderemos juntos, discutiremos juntos, y cambiaremos las reglas del juego. Porque al final no se trata de aplastar y eliminar a los otros sino de recordarles que la esencia de todo lo que hacemos, como seres humanos, es perder y ganar y perder y ganar. Va ser un año espectacular, para los ciudadanos y para los oligarcas. Ah, bienvenidos también a las buenas gentes de Eibar (el equipo de fútbol más pequeño y más grande del 2014).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s