El sms del 13M fuimos todos nosotros

pasaloEl jueves pasado, entre bocado y bocado de mi almuerzo, me entero por Al Rojo Vivo (La Sexta) que según varios medios de información y el propio Pablo Iglesias el famoso “pásalo” del 13M convocando a la protesta ciudadana frente a la sede del PP en la calle Génova salió, entre otras, de sus manos. Se trata de aquel texto que decía “¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdazi trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP, c/Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo!”. En el magazine televisivo pasan y repasan las reacciones indignadas de PSOE (porque Podemos e Iglesias se apunten un nuevo tanto) y del PP (que ven esto como la confirmación socialista-comunista que se aliaron para derrocar al Partido Popular bajo la sombra de la masacre terrorista del 11M). El programa de La Sexta recupera, además, varios cortes de imágenes capturadas por agencias de prensa en la calle Génova, en las que se ve protestando a Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias. Y de repente me doy cuenta: que yo estaba allí, que estaba grabando imágenes para De-mo-cra-cia, lo que luego sería mi aportación al documental colectivo Madrid 11M. Todos íbamos en ese treny que al revisarlo en detalle puedo reconocer algunos rostros, como el de Monedero.

Todo ha saltado, más o menos, por la entrevista – sin desperdicio – que Pablo Iglesias ha realizado al periodista Iñaki Gabilondo para Otra vuelta de Tuerka (su espacio de conversaciones mano a mano de la televisión online La Tuerka). En un instante del programa Iglesias revela que un grupo de personas de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense tuvo mucho que ver con el famoso SMS. Aunque sigue sin desvelarse quién fue el creador, o los creadores. A partir de ahí la fábrica de titulares fáciles ha empezado a adjudicar la autoría al líder de Podemos, a machacar su pasado e ideología por estar presente en la protesta de la calle Génova, y a remover las paranoias de populares y conservadores respecto a todo lo que pasó en los llamados Tres Días de Marzo. Olvidando lo más importante: aquel SMS lo escribimos todos.

La tarde del 13 de marzo, como todos, estaba en casa consumiendo noticias sin pausa, saltando de los canales españoles a la BBC, la CNN y todo lo que podíamos enganchar en nuestra parabólica. Cuando recibimos en casa el SMS que convocaba a la protesta en la sede del Partido Popular salí disparado a grabar. Desde hacía unas pocas horas se había organizado con algunos compañeros de la asociación de profesionales de documental Docus Madrid la idea de capturar materiales con la idea de “hacer algo”. Nada más. El caso es que salí de casa tan rápido que al llegar aún no había casi nadie. La policía se estaba preparando, eso sí. En cuanto empezaron a formarse pequeños grupos solicitaron a todo el que allí se encontraba la documentación y hubo algunos intercambios de palabras muy tranquilos. Yo me había dejado el DNI en casa y me podía meter en un lío. Así que me voy corriendo a recogerlo y al volver – en diez minutos – me encuentro la zona totalmente abarrotada, incluso de fotógrafos y televisión (que había instalado una plataforma, probablemente para la noche electoral de 14 de marzo). Sería el inicio de una larga tarde noche en la que la gente gritaba y coreaba protestas sin que se produjeran altercados. Nadie pasaba consignas, nadie organizaba quedadas o movimientos, tan sólo circulaba información, titulares, muchos sms. Aún no teníamos smartphones. Pero mucha gente estuvo enchufada a la Cadena SER que se aupó en pocas horas como el medio independiente que contaba lo que de verdad sucedía…

En mucho sentidos lo que sucedió en esos tres días de hartazgo, dolor y despertar fue un nuevo empoderamiento de la soberanía popular. Un comienzo de un espíritu que ha llegado hasta hoy. La gente sintió la capacidad de cambio en sus dedos, la fuerza del colectivo cuando decide reclamar lo que es suyo, la democracia, y lo que a veces desatiende, la vigilancia. Que no se busquen más alianzas ni complots ni autorías. Los mensajes los escribimos todos, el cambio lo ejecutamos nosotros, y así será otra vez en 2015. Hemos aprendido que la Historia se escribe en primera persona: Nosotros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s