¿Has visto… La Puerta del Cielo?

Cuando hace unos días descubrí que la Filmoteca Española programaba en copia de cine la versión íntegra de Heaven´s Gate, la obra maestra maldita de Michael Cimino -para una tarde de Domingo de Pascua que milagrosamente tenía disponible-, dispuse tiempo y colas varias para no dejar pasar esta ocasión. La espera ha valido la pena y ayer pude disfrutar de uno de los mayores tesoros del cine de todos los tiempos. Y tú aún puedes descubrirla…

Siempre me había negado a ver La Puerta del Cielo en VHS o DVD, sobre todo porque hasta hace un par de años lo único que circulaba era la versión mutilada por los productores. Ni siquiera había visto su reciente edición en Blu-Ray, supervisada por el propio Cimino  a raíz de la restauración y remontaje del film para ese templo de la cinefilia que es Criterion. No quería que nada empequeñeciera un momento que debía gozarse con respeto, devoción y con todos los elementos necesarios para saber si era el desastre absoluto de un megalómano que nunca volvió a levantar cabeza, o un tesoro inmortal masacrado por las mismas bestias de Hollywood que enterraron vivo a Orson Welles, Francis Ford Coppola y Terrence Malick. Ante todo, tenía que verla en pantalla grande. En este caso ha sido la pantalla añeja del Cine Doré (sede de las proyecciones de la Filmoteca Española en Madrid), templo extraño de la cinefilia museística que debido a su bajísimo precio moviliza gentes dispuestas a esperar horas para obtener un amado ticket, y una butaca. En mi caso han sido más de dos horas de espera repartidas entre dos días. Todo ello para estar bien sentado (era el primero de la fila y escogí mi sitio favorito) y sin distracciones para las majestuosas tres horas y media de esta maravilla hipnótica, delicada y sobrecogedora que te atrapa como una experiencia sobrenatural. No puedo ser más feliz por haber dado a esta joya el momento y el lugar adecuados. Porque Heaven´s Gate es una de las experiencias cinematográficas más hermosas que uno pueda vivir, que yo he podido gozar.

936full-heavens-gate-posterEs posible que todos – y sobre todo la crítica – no entendieran nada, o tal vez lo que atisbaron era otro ser, mutilado y escarnecido por los furibundos productores de la película. Casi 40 años después, resucitada por su creador tal y cómo la había concebido – al menos hasta donde pudo llegar – es una obra tan rica, tan delicada, tan extraordinaria que no me extrañaría verla auparse hasta la cima de esos rankings idiotas de las mejores películas de la historia, quizás mano a mano con Ciudadano Kane – a la que supera en ambición, formalismo, innovación, alma – y El cuarto Mandamiento de Orson Welles. ¿Exagero? Te reto a que vayas a ver su próximo pase, este mismo jueves 31, en el Cine Doré. Puede que no sientas nada, pero si lo haces nada será lo mismo. Pistas: sumérgete en ella si te atraparon Pozos de Ambición, El Árbol de la Vida y desde luego El Cazador (que en el caso de Cimino fue la puerta del infierno, puesto que le consintió hacer película su sueño y sepultarse con ella). De verdad, si fuera tú ya estaría haciendo cola para las entradas…

Más allá de todo el recorrido y chismorreo que La Puerta del Cielo supuso para su director, el final de una época de libertad y carta blanca, de exploración dentro de otra manera de hacer cine cercano al alma de sus espectadores – que pronto volvió a la feria de freaks con el éxito de Tiburón y Star Wars), es maravilloso comprobar la justicia de aquella obsesión, aquella historia, aquella pelea salvaje por contar de la forma que ahora vemos un relato que contiene la magia sobrenatural de Griffith, Visconti, Ford, Coppola, Malick, Dreyer, o incluso Chaplin. Si la misión en la Tierra de Cimino era hacer esta película las generaciones venideras se pondrán de rodillas una y otra vez para agradecerle su guía, porque basta nadar en las aguas de esta prodigiosa película para entender cuanto nos hemos desviado del alma a cambio de una digestión precocinada.

Es tan emocionante ver la forma en que La Puerta… va presentando de manera estrictamente visual los personajes, protagonistas que en algunos casos tardan más de una hora en aparecer. Los temas brotan sin aspavientos ni letreros luminosos. Apenas nadie explica lo que siente o lo que hace. La fotografía sobrecoge en los gestos pequeños y te aplasta en los espacios y decorados que acaban convirtiéndose en personajes tan importantes como aquellos que tiene nombres y piernas. La música es tímida, vergonzosa cuando te habla de sentimientos, y exuberante y apasionada cuando quiere bailar contigo. La realidad se desvanece en ocasiones para dar paso a la fantasía, el pensamiento, el sueño, sin marcas ni mapas porque desde el primer fotograma es todo una alucinación. Hay secuencias tan perfectas que te dan ganas de levantarte en el cine y suplicar que nos dejen volver a verlas (la aparición salvaje de Nate Champion como una sombra de muerte tras unas sábanas tendidas, la caravana de emigrantes, el baile sobre patines en la carpa que da título a la película, la despiadada batalla final).

Heaven´s Gate es una tragedia en dos actos, y como tal su pase por cine incluía un intermedio – con música – que necesita vivirse. Cuando llegas a esa pausa sabes bien que el destino que espera a tus amados personajes va a ser cruel, pero no tienes ni idea. Como tampoco imaginas cuál va a ser el cierre que este drama ha reservado a un personaje tan hermoso como James Averill, el Gatopardo de esta epopeya. Toda la poesía, el silencio, la caricia que te ha acompañado – incluso en los momentos más tensos – se desgarra frente a ti con tal fuerza que deseas huir y negar lo que estás viendo. Pero una vez más este cine es tan inmenso que te va a llenar incluso en sus sabores más amargos.

Gracias Cimino por arruinar un estudio, tu carrera, la carrera de otros, tu existencia, y quién sabe cuantas cosas más. Como si fuera uno de tus personajes La Puerta del Cielo ha permanecido testaruda y firme a través de los años para levantar la cara y demostrar que los ignorantes reinan pero caen. Solamente los seres inmortales saben por dónde se entra al cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s